martes, 10 de diciembre de 2013

På Norskkurs

Como les había dicho en la primera entrada "desde Noruega", acá estoy para contarles sobre mi experiencia aprendiendo Noruego.
La verdad que, desde antes de venir, ya tenía una pequeña idea de aprender algo del idioma noruego. Pero lo que yo no sabía, o por lo menos no tenía planificado, es que me iba a embarcar a estudiar en una universidad de idiomas. Mi novio me lo mencionó unos días antes de venir, pero como posibilidad, así "como quien no quiere la cosa". Luego, en Noruega, después de haberme mostrado la universidad y pasados ya varios días de mi llegada, me lo sugirió nuevamente, y yo me dije a mí misma: El saber no ocupa lugar y qué mejor que estudiar noruego en Noruega (¿?). Así que tomé la sugerencia como propuesta y la acepté. :P
Me mandaron la fecha de inicio del curso y los libros y CDs que iba a necesitar por correo electrónico, me compré todo y arranqué. El primer día estaba muy perdida, porque yo conocía muy poquitas palabras, incluso, había escuchado algunas palabras pero no sabía cómo se escribían y viceversa. Pero al pasar los días, poco a poco, fui entendiendo un poco más... gracias a la teacher maravillosa que me tocó y a mi novio que me ayudó DIARIAMENTE a hacer las tareas. Y bueno, también al esfuerzo que puse yo misma. =)
Tanto me entusiasmé, que antes de terminar la primera etapa, decidí anotarme para continuar con la segunda. Y fue buenísimo porque pude seguir con la misma teacher y los mismos compañeros. Aunque algunos no continuaron pero ¡llegaron otros nuevos!
Una de las cosas que me costó mucho, y que aún no domino totalmente, es el "temita" de las vocales, jaja. Para los que no saben, les cuento que son 9. O-o. A-E-I-O-U-Y-Æ-Ø-Å. Y aprender a decir la hora... ¡uffff! Fue todo un acontecimiento. 
Otra cosa que también me costó bastante, es aprender las fechas!! Sí ¡sí! Es que no es fácil, gente. A todos nos costó, tanto, que la teacher, después de tanto escucharnos decir cualquier cosa menos la fecha (dato, en noruego) como correspode, cada vez que leíamos, nos dijo que nos iba a tomar exámen y el que no tuviera errores se ganaba un premio. Y adivinen qué... ¡Yo fui una de las que se ganó el premio! Creo que el incentivo ayudó, jeje.
Qué más puedo contarles... Para mí fue una experiencia muy positiva, porque me enriqueció a nivel educativo, cultural, social y emocional. Educativo, porque comencé a incorporar un tercer idioma, cultural, porque dentro del programa, tenemos la parte del idioma y la parte de la cultura y sociedad noruega. Social, porque conocí gente de distintas partes del mundo y tuve la posibilidad de conocer, además, sobre otras culturas, algo que me resultó muy interesante. Y emocional, porque la gente que conocí resultó ser espectacular, hemos compartido reuniones fuera del curso y llegué a entablar amistad con algunos. Pero a todo el grupo en general, incluso a mi teacher, les tengo un cariño muy especial.
Empecé sin hablar, prácticamente nada, y al terminar la segunda etapa, no les voy a decir que soy una especialista del idioma, jaja, pero puedo armar frases, contar cosas, seguir conversaciones sencillas y leer "más o menos de corrido". Así que mi experiencia aprendiendo noruego, hasta la fecha (jaja) fue muy satisfactoria.
No es fácil aprender un nuevo idioma y menos cuando ya se es mayor (O-o) pero es lindo y muy enriquecedor. No sé si les habrá pasado, de empezar a aprender un idioma de grandes... a mí me gustó mucho y creo que vale la pena el esfuerzo. Creo que cuando termine de aprender noruego me gustaría arrancar con italiano. Ya veremos que pasa... ;)


Mis libros =D


¡NOS VEMOS!

7 comentarios:

  1. Inglés, noruego, italiano y muchos más!!

    ResponderEliminar
  2. Inglés, noruego, italiano y muchos más!!

    ResponderEliminar
  3. Sólo espero que, después de todo, no me vaya a olvidar de mi idioma original! Gracias por (además de tener ya un papel protagónico en éste, mi "ciber home", jeje) dejar tu marquita y convertirte en una participante más. WELCOME ♥

    ResponderEliminar
  4. Yo dizque tengo habilidades notorias para los idiomas y me jacto de hablar francés como una nativa pero pensar en aprender otro idioma, me da un desaliento!!!!
    Y de verdad me gustaría volver a dominar el alemán, perfeccionar el inglés y aprender polaco, esta idea loca me surgió después de mi viaje a Cracovia el otoño pasado pero igual no arranco...
    Haz el esfuerzo con el italiano, a medida que se aprende un idioma el siguiente resulta más fácil

    ResponderEliminar
  5. Mmmm... Tengo un muy buen estilo hablando inglés (el mío propio, jaja), el noruego aún no lo domino, estoy empezando y tengo que definir cuando continúo con el próximo nivel en la universidad, en Bergen. Italiano…digamos que “toco de oído”, pero una vez que me encamine con el noruego lo llevaré al nivel académico, en honor a la “mia mamma”.
    Admiro tu habilidad con el francés, me parece un idioma precioso. Adelante con la idea de aprender polaco (una de las chicas que conocí en noruega es, casualmente, de Polonia), no es fácil empezar de grandes pero tampoco es imposible, y es muy cierto que después del primer idioma los demás resultan más fáciles.

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno!! Te felicito por meterte así, buenísimo! Y como decís, los beneficios son mas allá del idioma - uno llega a tener mas conocimiento, mas amigos, mas todo. Y el noruego no es nada fácil, sobre todo el tema de los substantivos, y algunos sonidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, casi muero cuando concluí que regla de género para los sustantivos era "la de la memoria". Pero así es, los beneficios valen más que el esfuerzo así que seguiré en la lucha.
      Gracias por tu buena onda ¡estamos en contacto! Besote :)

      Eliminar

GRACIAS POR TU VISITA ♥
¡VOLVÉ PRONTO!