domingo, 9 de febrero de 2014

Cumpleaños a la distancia

Distancia, "distancia" es una palabra que ya, en mi diccionario cotidiano, se ha convertido en el pan nuestro de cada día.
El sustantivo que se iba a transformar, casi, en mi segundo nombre (y digo casi porque todavía no figura en mi DNI, jaja) allá por junio de 2008, sigue siendo el común denominador de frases que permanecieron y que hoy, siguen resonando.
No es fácil mantener una relación con tanta distancia.
La barrera idiomática es un obstáculo muy difícil de atravesar.
Las diferencias culturales generan mayor distancia.
La distancia enfría los sentimientos.
La distancia crea relaciones "irreales".
Conocer realmente a una persona que vive a tantos kilómetros de distancia es prácticamente imposible.
Y podría seguir, pero no quiero crear tanta "distancia" entre el punto principal del post y esta pequeña introducción. Así que voy a concluir diciendo,  muy sintético y sin detallar punto por punto que: Más allá de la veracidad cierta o errónea de las afirmaciones anteriores (según puntos de vista), yo estoy totalmente convencida, de que puede producirse una distancia abismal aún entre personas que viven dentro del mismo marco socio-cultural, en la misma ciudad o incluso bajo el mismo techo. Y creo que no existe distancia más real que la del alejamiento emocional.
Pero como la geografía no cambia a través de los cristales, hay momentos como éste, en los que la distancia, dice presente. Y este año, nos toca pasar "otro cumpleaños separados". En esta oportunidad, el cumpleaños de mi novio. Separados geográficamente, pero separados al fin. Si hay algo que "la distancia" (la vedette de este post) ha generado en mí, es un mayor grado de creatividad, y he tratado de "reemplazar" mi presencia con algún regalo especial, en las ocasiones que, irremediablemente, solamente se puede "enviar" en lugar de "dar". Pero los años no vienen solos, jaja, y en este momento, siento que mi capacidad imaginativa se quedó paralizada (porque no quiero creer que llegó a su fecha de vencimiento). He pensado mil opciones y ninguna me parece lo suficientemente especial u original, o viable. Tengo la sensación de que nada lo va a sorprender y eso quizás me juega en contra a la hora de elegir algo e incluso me da miedo terminar por no hacer nada por falta de tiempo (mi regalo tiene que atravesar medio globo terráqueo, literal), u optar por la opción más predecible con tal de de mandar algo.
Recapitulando, entre las cosas que hice antes,  me acordé de un regalo (el primero) al que le agregué un retrato de él, hecho por mí y, artesanalmente, lo enmarqué tipo cuadrito. Eso le había, no sólo sorprendido, sino también encantado. :P
Otra de las cosas que tuvo éxito, fue un video, que le hice llegar "en el minuto 0" de su cumpleaños, diciendo que le hubiera mandado una torta de cumpleaños hecha por mí pero (como las demoras aduaneras harían que se intoxique y hasta ahora no he tenido esos deseos asesinos, jeje) al no ser posible me había decidido por un video personal ♥.
Y el último detalle especial, que le agregué a otro presente para darle un toque más cálido, fue una multitud de estrellitas y corazones de colores, hechos a mano, en cartulina, junto con copitos de nieve de papel y cintas, y una carta manuscrita (cosa que hoy en día parece que ya no está a la moda) que pienso que hace llegar las palabras de una manera más cálida a quien las recibe.
Quizás, también, me asusta desilusionar una de las cualidades que siempre dijo admirar de mí, la creatividad.
Con estos ejemplos, me doy cuenta que no es hacer nada del otro mundo lo que estoy buscando, sino algo que siendo común resulte especial, que le saque una sonrisa y le haga sentir mi presencia, sólo que quiero que sea algo distinto a todo lo demás. ¡Y eso es lo que lo complica! 
Es como que, de alguna manera, me acosa la culpa de no encontrar el regalo ideal.
¿Les pasó alguna vez alguna situación similar? Cualquier sugerencia será muy bien recibida y recompensada, en la medida de mis posibilidades, claro está. ;)
Les dejo saluditos y me voy a seguir rememorando a ver si de tanto empeño se me ocurre algún plan.

*♥*♥ Lluvia de corazones y estrellitas en proceso ♥*♥*


¡NOS VEMOS!

2 comentarios:

  1. Aquí si había dejado un comentario porque recuerdo que hablé de las distancias afectivas entre personas que hasta viven juntas.
    Prepárale un collage de fotos donde se vea como si estuvieran juntos, cosa que según veo, será realidad pronto.
    Nos cuentas y que haya inspiración!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Nunca lo recibí :( pero por suerte éste sí :)
    Ya veré qué decido y les contaré cuán lejos llegó mi inspiración.. Sí, ya falta muy poco y estamos ansiosos contando los días… Muchísimas gracias por la sugerencia =D

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU VISITA ♥
¡VOLVÉ PRONTO!