martes, 6 de septiembre de 2016

Hola, gracias, perdón

La verdad que no sé bien qué decir porque no tenía pensado escribir, o quizás sí, pero no así, no ahora, no de este modo tan intempestivo. Cuando no se sabe por dónde empezar es buena idea hacerlo por el principio, pero en mi caso resultaría muy complicado y demasiado largo (nunca me destaqué por mi capacidad de síntesis) así que me parece que lo más atinado sería ir, dentro de lo posible, al propósito principal de este post.
Mi larguísima ausencia no tiene excusas, pero sí motivos, muchísimos y de todos los colores y sabores. Supongo que, si decido quedarme en este "mundillo bloguero", iré contándoles de a poco y, como siempre, poniendo lo mejor de mí para trasmitírselos de la mejor manera.
Desde hace más de un año (no quiero ni hacer cuentas :P), no solamente dejé de escribir sino también dejé de entrar a mi blog, a mi cuenta de blogger, a mi cuenta de gmail, etc. Simplemente no podía, o no quería, o ambas. Pensé muchas veces en volver para despedirme, otras en recomenzar con un nuevo blog, otras en volver para quedarme… Y mientras yo intentaba tomar la mejor decisión, fue pasando el tiempo que, según Juan Gabriel, es malo y muy cruel amigo.
Para algunos puede parecer una pavada pero quienes tienen (o han tenido) un blog, seguramente (o eso pienso yo) comprenderán que este espacio significa mucho para muchos (valga la redundancia), especialmente para quien lo escribe, y no es una decisión fácil de tomar.
A través de "El diario de Aymará", he conocido toda clase de gente. Personas maravillosas, gracias a quienes viví experiencias positivas que me han llenado de alegría y gratificación. Y gente maliciosa, resentida, y/o envidiosa, de quienes he recibido actitudes muy desagradables -detalle que, en mayor o menor medida, contribuyó a tal desconexión de mi parte-. Sin embargo, ambos grupos me han enriquecido. El primero, haciéndome más feliz con su cariño y reconocimiento. El segundo, fortaleciéndome y haciéndome más sabia.
Hay tantas cosas que he volcado en este pequeño gran espacio… Lo que he dado de mí para crearlo y cultivarlo… Mi cariño y esmero, mis sentimientos, mis curiosidades, mis gustos, mis habilidades. Mi creatividad, mis opiniones, mis descubrimientos. Una enorme parte de "mis momentos". Un pedacito de mi vida… Y mi tiempo. Ése que, -otra vez- como bien canta Juan Gabriel, pasa y no se detiene.
He extrañado horrores leer sus blogs y participar como solía hacerlo antes, escribir, contarles sobre mis días… Me ha acechado el imaginar que posiblemente alguien podría preocuparse por no saber de mí (sí, se me cruzó la idea por la cabeza porque yo me he preocupado varias veces por gente querida, de blogs que seguía, cuando ya no escribían). Pero realmente no me atrevía a volver a entrar.
Alguna razón, cosas de la vida o cuestiones del azar… Algo me llevó a leerlos a muchos de ustedes, de nuevo, hace a penas unos días atrás. Es evidente que la causa logró su efecto y hoy, aún sin estar segura siquiera de recordar mi contraseña, volví a tipear esos 23 caracteres y, después de más de un año, re-ingresé a aymaraspaital@gmail.com.
Me encontré con muchísimos correos que, por obvias razones, quedaron sin responder: consultas, saludos, felicitaciones, invitaciones, propuestas y el punto de inflexión que me motivó a querer escribirles hoy, ahora, ya, sin demorarme ni un minuto más: La preocupación de algunas "amigas bloggeras" por no haber sabido de mí nunca más.
Confieso que me siento muy culpable y avergonzada de haberlas hecho preocupar. Lamento no haberme comunicado antes, no haber encontrado la forma adecuada de respetar mis sentimientos y, al mismo tiempo, los de los demás.
Como decía al comienzo del post, no tenía planeado escribir y no sé si voy a quedarme, a irme o a seguir en "stand-by". Lo que no dudo es que sus correos electrónicos no puedo pasarlos por alto y por eso estoy acá.
Quiero agradecer infinitamente a todos los que, con cariño y respeto, han pasado por este pedazo de mi vida; dejando su imborrable huellita. Sus visitas, sus aportes, su buena energía y sus comentarios han contribuido en el mejor de los sentidos y han alimentando tanto mi blog como mi día a día. También quiero hacer un agradecimiento especial: a Sara por elegir mi blog para el mejor del mes en expat-blog.com, fue una mención muy importante para mí y la recordaré siempre. A Omar, por contactarme para aquella entrevista que habría sido un placer concretar. Y a ustedes, Madreselva, Lidia y Andrea Ge, les agradezco enormemente la preocupación y les pido perdón.
No sé qué decidiré con respecto a "El diario de Aymará", no prometo nada, seguiré pensándolo y supongo que el tiempo lo dirá ¿no?
Por ahora, me despido enviándoles un abrazo enorme y deseándoles una excelente semana.

Gracias por todo y a todos. De corazón, MUCHAS GRACIAS ♥


¡NOS VEMOS!
Aymará;

10 comentarios:

  1. Dos años exactamente desde la última vez que supimos de ti pero bueno ya estás aquí de nuevo, percibimos las razones que has podido tener para optar por el silencio.
    Para mi lo más importante es saber que has vuelto aunque con dudas e indecisiones sobre el futuro de tu blog pero lo relevante es que ya sabemos de ti.
    La respuesta que te di en Mi Jardín Secreto la escribí antes de saber que habías publicado este post.
    Te reitero que estoy feliz con tu regreso. Me entristecen y me preocupan los blogs que se quedan de pronto en silencio.
    Tenia pensado escribir un post sobre el tema porque tengo por ahi otras dos blogueras mexicanas "desaparecidas".
    Mil abracitos y bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de mirar la fecha de mi último post y del anterior, sí que fue mucho tiempo...
      Primero que nada, gracias por entender, segundo (y no menos importante)me alegra que te ponga feliz mi regreso. Y por último, sí, uno se encariña con la gente, con sus historias, con sus formas de escribir, etc., así que entiendo esos sentimientos de tristeza y preocupación porque yo también los he experimentado.
      Gracias por los abracitos y la bienvenida =D
      Más abrazos para vos y muchos ¡muchos, cariños!

      Eliminar
  2. El 7 de Agosto de 2014 tenías una noticia que darnos...podrías satisfacer mi curiosidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que sí! En ese momento no me permitían abrir la boca hasta pasados los tres meses. Tenías razón ¡había bebé! Un nene precioso que me convirtió en la tía más babosa. Lo adoro ♥

      Eliminar
  3. Hermoso lo que escribiste, amiga.

    Para seguir con el tema... el tiempo pone todo y a todos en su lugar ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me sorprendiste!
      Gracias por tan oportunas palabras y por el apoyo de estar acá.
      Me alegro que te haya gustado lo que escribí :)
      Abrazotes ♥

      Eliminar
  4. Hermosa tu vuelta. Las sensaciones que describes las entiendo bien.. A mi me encanta escribir, pero es cierto que a veces desnudarse en el blog tiene sus riesgos y alguna que otra sorpresa poco agradable. Y hay veces que escribo menos por culpa de eso. Por contra disfruto mucho con el blog y me ha permitido conocer a otra gente y otras historias que me fascinan. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Lidia! Me alivia sentirme comprendida en estas sensaciones.
      Al igual que vos, valoro mucho y a mucha gente que he conocido a través del blog. Y también hay historias que me fascinan, por ejemplo la tuya.
      Gracias por estar siempre.
      ¡Otro abrazo enorme para vos!

      Eliminar
  5. Amiga!!!, me dio mucho gusto saber que has escrito, ojalá y no sea temporal, yo en lo personal te extraño mucho, pero entiendo también que tienes tus motivos para desconectarte un rato del mundo bloguero, pero por favor no desaparezcas, tienes mi correo y mi blog, ahí estaré. Te mando un gran gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué linda sorpresa, Sandy! Yo también te extrañaba y me alegró mucho verte en tu blog y por acá. Obvio que también tenemos la opción del correo…
      Estamos en contacto y espero que sepas que en mí seguís teniendo una fiel lectora de tu blog y una amiga, aunque a la distancia, pero amiga al fin.
      ¡Gracias por seguir acá! Muchos cariños y otro gran abrazo para vos :)

      Eliminar

GRACIAS POR TU VISITA ♥
¡VOLVÉ PRONTO!