miércoles, 28 de agosto de 2013

Se acerca el gran momento

Dentro de "poquitísimos" días me estoy yendo de viaje. Bueno, en realidad no son taaaan poquitos. Pero los estuve contando desde hace tanto tiempo que ya a esta altura, poco menos de un mes, no es nada para mí!
Estoy entusiasmada y súper feliz de que haya llegado al fin lo que tanto estuve esperando. Aunque también me siento un poquito nerviosa por todo lo que tengo que dejar organizado acá y todo lo que me espera allá, jeje. Es que no me voy por poco tiempo, y tampoco precisamente a la vuelta de la esquina. En principio, el plan es estar por un par de meses y me estresa un poco la idea de estar tanto tiempo lejos de casa y sin poder hablar mi propio idioma, incluso me asusta pensar que no vaya a poder comunicarme "bien" con la gente. O quizás sólo se trata de la ansiedad "normal" pre-viaje, preparativos, y "demases" que acosan mi pobre cabecita. :P
La cuestión de extrañar es ooootro tema, también. Empezando por mi "home sweet home" que no es que tenga un palacio ni mucho menos, pero es mi lugar, mi espacio, mi refugio, equipado con todo lo que necesito y me gusta tener a mi alrededor. Mi mamita querida, mi gata (que está en segundo lugar porque es como mi hija), el resto de la familia, mis amigos, todas las personas y cosas especiales que uno elije tener cerca a diario porque son parte de nuestros momentos felices. ¡Y la comidaaaaaa!! Que también me hace muyyy feliz (jaja).
Bueno, ya basta, que al final parece que quiero más quedarme que irme, pero no es así. Este viaje es muy especial, y además allá, me espera mucho por conocer, disfrutar y aprender, y "ése motivo de mi viaje" que lo hace realmente especial y único. Es sólo que pensando en perspectiva, se me vienen a la cabeza las cosas que voy a tener lejos y que no me puedo llevar, jaja.  
¿Tuvieron alguna vez "sentimientos encontrados"? Eso, es exactamente lo que siento yo, "right now". 
Ahora que pienso, no sé si voy a extrañar allá "lo de acá" o cuando vuelva, vaya a extrañar "lo de allá" estando acá.
Y me voy yaaaaa, que tengo terapia, y me hace mucha falta. :P


Very soon ♥

¡NOS VEMOS!

2 comentarios:

  1. Conozco de esos dilemas: con mi adorada familia acá, especialmente mi padre y con mis dos hijas radicadas en Francia.
    Cuando voy de visita, en medio de la alegría lo pienso y cuando estoy allá, me cuesta volver aunque tengo razones de amor para hacerlo.
    Como estoy leyendo de adelante para atrás, ya se que fuiste, volviste y llegaste encantada.

    ResponderEliminar
  2. Así es, volví encantada y renovada, después de tantas y tan lindas experiencias que sumé a mi vida. A veces siento una especie de ¿culpa? por alejarme (físicamente) de mucha gente que tanto adoro, especialmente de mi madreeee, por eso valoro tanto su apoyo constaste e incondicional. Realmente, cada día la admiro más. Supongo que tendremos algo así como el corazón dividido. º-O

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU VISITA ♥
¡VOLVÉ PRONTO!